Galvanizar con seguridad

El proceso de galvanización en caliente tiene que garantizar la seguridad de los operarios. En los talleres se deben cumplir una serie de reglas:

Disponer de orificios de ventilación y drenaje en las piezas huecas.

No se deben galvanizar piezas que no dispongan de estos agujeros.

Consultar los detalles de diseño de la pieza antes de galvanizar.

Las explosiones en la cuba son muy peligrosas.

galvanizado_galvanizados_aviles_galvaviles_06

Seguridad en la cuba de galvanizado

A la hora de manipular el zinc, los operarios tienen que tener en cuenta ciertas precauciones en materia de seguridad:

Los materiales no se recogen con las manos desnudas.

Inspeccionar el elemento por si tuviera zonas punzantes.

Eliminar los salientes peligrosos.

Fiebre del zinc por inhalación de humos

Además, en el proceso de soldadura y corte del acero galvanizado, hay que evitar la inhalación de humos. La ventilación en el puesto de trabajo, es fundamental. Si se inhalan estos humos, el zinc pasa a la corriente sanguínea por los pulmones. Los trabajadores pueden llegar a sufrir “fiebre del zinc”, cuyos síntomas son muy parecidos a la gripe.

A grandes rasgos, los obreros deben proteger sus manos utilizando los guantes apropiados, soldar con una buena ventilación y utilizar el método de la galvanización correctamente, frente a la corrosión.

Fuente: EGGA.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s